Estás preparando tu boda pero no te salen los números por ningún lado. Ya no sabes bien cómo organizar tu hucha, tu cuenta de ahorros, de qué manera no recortar los gastos para que ese día sea el más especial de tu vida, pero… ¿Has pensado en que puedes tener a tu alcance el ahorrarte unos cuantos euros del día a día y poder aprovecharlos para esa experiencia del sí quiero? Si quieres saber bien cómo, aquí te dejamos unos cuantos tips para que no renuncies a que tu boda sea la que siempre has soñado:

Organizar la lista de la compra

Si eres de los que vas al súper con la lista de la compra en la cabeza, eso debe cambiar. Está comprobado que una buena organización y tenerlo todo apuntado en un papel, ayuda a que no nos desviemos hacia productos innecesarios y solo llenemos nuestra cesta de lo esencial. Además, apuesta por productos frescos y elabora tú mismo las comidas. También, congélala para tener en diferentes ocasiones y prolongarlo.

El consumo en el hogar

Algo tan sencillo como utilizar la calefacción cuando sea necesario o el aire acondicionado puede hacerte sumar unos euros más para gastarlos en tu boda. Presta atención al agua, cierra bien los grifos para no malgastarla, comprueba bien tu grifería para que no gotee, determina cuáles son los mejores momentos para poner la lavadora y también cuántas son necesarias. Pequeños gestos como desenchufar los aparatos que no estén en uso –cargadores de dispositivos móviles- supone un extra más.

Las calidades siempre son mejor a la larga

Si estás decorando tu hogar, debes apostar por muebles y decoración de calidad. Pasa del mismo modo con los electrodomésticos. Los actuales ya vienen equipados para mejorar el consumo, sobre todo los que se hacen uso de ellos en la cocina como el frigorífico o vitrocerámica. No renuncies a las calidades porque serán un aspecto positivo tanto ahora como en un futuro. Aquí puedes leer más.

Cambiar el foco en las aficiones

No debes renunciar a tus aficiones o esos momentos dedicados para ti, pero quizá sí debes plantearlos de otro modo. Por ejemplo, si eres un amante de la lectura, en lugar de comprarte los libros, puedes hacerte socio de una biblioteca pública. Si te gusta el deporte, sustituye el gimnasio por aquellos que puedes realizarlos al aire libre. Si te encanta la moda, reutiliza tus propias prendas customizándolas o, mira bien en tu armario cuáles pueden encajar bien con tu estilo actual, quizá no te acordabas de ellas.

A favor de las manualidades

Materiales como cartón, papel o tela pueden ayudarte a crear nuevos elementos decorativos.

¡Disfruta de tu gran día!