Uno de los temas más polémicos al organizar una boda es todo lo relacionado con los invitados: ¿a quién vamos a invitar? ¿cómo organizamos las mesas? ¿qué les regalamos a los invitados?

Puede parecer una tontería, sin embargo es uno de los temas más delicados de escoger: los detalles para agradecer a los invitados su asistencia. Lo cierto es que, cuando se trata de nuestra propia boda, vamos a invertir un buen dinero en comprar este tipo de detalles, por lo que es necesario escoger con sentido.

Primeros pasos

Lo primero de todo es plantearse algunas preguntas: ¿qué te regalaron en la última boda a la que asististe? ¿utilizas el regalo que te han hecho o no sabes ni donde lo tienes? Plantéate todas estas cuestiones, ya que te permitirán ver un poco más allá y escoger un regalo útil, que tus invitados puedan usar y que les haga recordar el día tan especial que fue tu boda.

Otro factor a tener en cuenta es que, en la medida de lo posible, el regalo debe identificar a los novios. Un truco que podéis utilizar es hacer cada uno una lista con posibles regalos que os gustaría hacer y después juntar las listas e ir reduciendo posibilidades según varios factores: utilidad, presupuesto, originalidad… Vosotros decidís.

Ideas para regalos

A continuación os daremos algunas ideas que triunfan en las bodas y que podéis utilizar para sentar las bases de vuestros posibles regalos para el día de vuestra vida.

Perfumes

Una de las ideas más originales que existen para hacer un regalo de boda a tus invitados son los perfumes. Se pueden regalar perfumes unisex o distinguir las fragancias según sean para hombre o mujer. En tiendas como www.pacoperfumerias.com/perfumes podréis encontrar muchísimas gamas y precios para escoger el mejor perfume para vuestros invitados.

Kits para la resaca

Otra idea muy original y divertida es regalar a vuestro invitados un kit para la resaca que vendrá, seguro, después del día de vuestra boda. Incluso podéis meter pequeños regalos que puedan usar el mismo día de la ceremonia. Pañuelos de papel, alguna pequeña pastilla para la mañana siguiente, preservativos, unos chicles de menta… Si tienes un poco de presupuesto de sobra, hasta puedes regalarles también unas gafas de sol.

Zapatos cómodos

En las bodas es sabido ya que todo el mundo sufre con los zapatos. Las mujeres por los tacones, que suelen ser altos y bastante incómodos para estar toda una tarde y noche de celebración; y los hombres, porque por lo general, no están acostumbrados a utilizar zapatos de vestir y estos suelen hacerles daño en los pies.

Para esto hay una solución: chancletas o zapatillas. Compra varios de todos los números y repártelos durante el banquete. ¡Un éxito seguro!